22-04-2021

7 libros para “programadores”

Fuckowski. Memorias de un ingeniero.

Alfredo de Hoces García-Galán

Empezamos recomendando una novela para salir un poco del tiempo de trabajo. Fuckowski es un ingeniero informático joven, atrapado en el laberinto de su empresa. Su devenir pasa por un trabajo en un cubículo claustrofóbico con un jefe incompetente y proyectos imposibles. De Hoces cultiva una prosa bestia y afilada, sin contemplaciones, escribiendo con dureza sobre temas que quienes le leen quizás preferirían no ver, ignorar o esquivar. El autor consigue provocar tanto risas como pena. Su técnica depurada mezcla formas de narrar diferentes pero siempre desde la verdad más descarnada desde la ironía y la poética.

 

Las sinergias de Marcio: sátiras de programadores e informáticos dentro del mundo corporativo de las empresas multinacionales de consultoría, tecnología y desarrollo de software.

Mario-Garrido-Espinosa

Otra recomendación más vinculada al ocio que al ejercicio profesional. Este libro no es una venganza, son solo cuentos… ¿o acaso es verosímil lo que cuenta? Tras el éxito de los siete relatos por separado, se han compilado en una única publicación. En la obra se van diseminando las diferents facetas de esta profesión junto a la llamativa vida del protagonista. Encuentráte con Marcio, un personaje cercano y tierno y vive con él sus peripecias, contadas con la crudeza, técnica e ironía de los cuentos

 

No me hagas pensar.

Steve Krug

Un libro no solo para diseñadores y desarrolladores web sino también para quien trabaja los contenidos de una web: periodistas, publicistas, redactores de contenido. Se puede decir que esta es la “biblia” de la usabilidad. Steve Krug ayuda a entender los principios de la navegación intuitiva y el diseño web. Es un libro muy ameno y eminentemente práctico, uno de los más recomendados sobre el tema. Las últimas ediciones incorporan un nuevo capítulo de usabilidad móvil. Profusamente ilustrado y… divertido.

 

Haz fácil lo imposible.

Steve Krug

Este libro completa lo expuesto por Krug en ‘No me hagas pensar’ y trata de forma detallada cómo realizar test de usabilidad de una página web o app. Esta publicación modifica por completo el modo de enfocar una página en internet. Plantea la necesidad de examinar los sitios web y las aplicaciones, al menos mensualmente, para detectar problemas cuando aún hay soluciones. El autor lo explica de forma amena, divertida y con muchas recomendaciones prácticas.


El libro negro del programador: cómo conseguir una carrera de éxito desarrollando software y cómo evitar los errores habituales.

Rafael Gómez Blanes

En este mundo de la nueva economía y los emprendedores, desarrollar software profesionalmente es uno de los aspectos esenciales. El libro negro del programador hace un recorrido por aspectos esenciales: el comienzo, el desarrollo y las pruebas, como vencer el miedo a eliminar lo implementado, los riesgos de incorporar gente nueva a los proyectos, la convivencia con el gestor del proyecto, el día a día de un buen desarrollador, el talento, la tecnología y la metodología, la necesidad de productividad y rentabilidad, el código depurable, el ser exclavo de las soluciones propias, cómo aprender de otros y vencer la pereza…

 

The Coder Habits: Los 39 hábitos del programador profesional.

Rafael Gómez Blanes

Otro libro de Gómez Blanes en que recomienda programar software con diseño y código limpio. La publicación propone los hábitos que debe adoptar un programador experto: 39 recomendaciones para crecer profesionalmente, entender que menos es más y saber dosificar el esfuerzo. Es una obra variopinta y única en su género que confirma que no es posible desarrollo técnico sin crecimiento personal. Además de esta publicación y El libro negro, el autor ha editado también El libro práctico del programador ágil y El método Lean MP.

 

Happycracia: Cómo la ciencia y la industria de la felicidad controlan nuestras vidas.

Edgar Cabanas y Eva Illouz

“De la felicidad también se sale”. Es una sentencia que Cabanas, autor junto a Illouz de Happycracia, enuncia machaconamente para hacer referencia al mandato de felicidad que exige la industria de la felicidad. El libro (¿de coaching?) cuenta que nos obsesiona algo que debía aportarnos soluciones y ha mudado en problema: la obligación de ser felices. Happycracia desmonta el mito de que la felicidad solo depende de nuestra actuación. En opinión de los autores, es una trampa y un negocio, ya que la propuesta es alcanzar la necesidad mediante el consumo.