01-05-2022

Super Heroínas. Feliz día, madres.


Hoy, domingo 1 de mayo, celebramos en España el día de la madre, y hemos querido tener una conversación con las mamás de la empresa para conocerlas mejor.


Siendo totalmente sincero, llevo muy poquito tiempo en la empresa, y todavía no conocía en persona a todas, por suerte, he podido hablar un ratito con ellas esta mañana para intentar entender cómo han sido sus experiencias, y debo decir que, siempre he admirado a las madres, todas se merecen lo mejor, pero lo siento, después de hablar con ellas no puedo hacer otra cosa que no sea barrer para casa, ¡nuestras mamás son las mejores!

Os presento a Maria, Natalia, Sara, Ana y Susana, nuestras propias Super Heroínas.

La mayoría son muy veteranas en la empresa, Maria, por ejemplo, empezó hace 21 años en atención al cliente, ha ido cambiando de departamento y actualmente se encuentra en el departamento de administración. Ana por ejemplo, es societaria de la empresa, participe activa de la dirección de la empresa y responsable del departamento comercial desde el 2013.

Les pregunté qué opinaban sobre la celebración del día de la madre, todas sonrieron, en especial las que tienen niños más pequeños. Para ellas lo mejor del día de la madre son las sorpresas, sobre todo esas pequeñas artesanías tan coloridas de los más pequeños, o las celebraciones que organizan por todo lo alto en los coles.
Está claro que para ser una super mamá como las nuestras hay que superar muchos retos, pero también tienen algún truco escondido debajo de la capa. « ¡Benditos abuelos! ¡Bendito papá! » decía Sara, que con su niña de 16 meses, se incorporó en enero de vuelta a la oficina. Todas coinciden en una cosa: lo más difícil es el momento de la vuelta al trabajo, ese momento de separación de los más pequeños. Susana, con sus dos hijos, de 5 y 7 años, hace una reflexión sobre ese momento: « Si dejas a los niños te sientes culpable, si dejas el trabajo, también » todas asienten, pero coinciden en que volver al trabajo, es lo mejor para las mamás, consiguen desconectar de la rutina y despejarse. « Puede dar miedo la vuelta, pero ha sido lo mejor » comentaba una de nuestras Super Mamás emocionada.

No todo es familia y trabajo, nuestras super mamás tienen hobbies de lo más variado, desde aeróbic o zumba para María, la gastronomía y las plantas para Ana, hasta algo más extremo, como puede ser el salto al vacío con paracaídas, el sueño de Susana después de practicar Ala Delta. Proyectos de futuro como viajar más o vivir en otros países para aprender de diferentes culturas y tradiciones. Les pregunto cómo pueden llegar a todo, no lo entiendo, sí, vale, son super mamás, pero... ¡ni a Santa Claus le cunden tanto las horas como a estas chicas!

Natalia, por ejemplo, con sus dos hijos, nos cuenta como antes le resultaba imposible pasar tiempo con ellos, ya que su horario y su trabajo eran totalmente incompatibles, ahora en IR Soluciones, disfrutan de diferentes facilidades, como el horario flexible, que les permite llevar a los peques al cole sin problema, o algo muy al orden del día, el teletrabajo, que les permitió mantener su actividad laboral durante la omnipresente cuarentena del COVID-19. Ana, nos cuenta que en su anterior trabajo necesitaba viajar mucho y pasar tiempo fuera de casa, ella siempre ha tenido una gran inquietud profesional y tenía claro que no quería renunciar a ella al ser madre, gracias a su trabajo en IR Soluciones ha podido compaginar sin ningún problema su vida laboral y personal.

Finalmente, les preguntó sobre un deseo qué tengan, cómo mujeres, cómo madres, cómo trabajadoras. De nuevo, todas coinciden en sus prioridades, « Pasar más tiempo con mis hijos » « Que mis hijos sean buenas personas y tengan buena salud » « Disfrutar todo lo posible con ellos, que se pasa muy rápido ». Éstas son algunas de sus respuestas, no cabe duda de que el deseo común de todas nuestras super mamás, es, sin duda, lo mejor para sus hijos/as.

Ésta claro, que en las filas de nuestra empresa, contamos con cinco super heroínas geniales, grandes mujeres, estupendas profesionales a las que yo, como hijo, compañero y persona, no puedo evitar admirar. Quiero aprovechar para dar las gracias a todas las mamás que lean esto, porque sin vosotras, no existiríamos, no conoceríamos el amor incondicional de una madre.

¡Gracias Super Mamás!